Estar actualizado


¿Una ducha con cosméticos BIO? Puro placer…

dic 10, 2010 09:53 am
comentarios (0) 1.722

visitas

El hábito de la ducha, tan arraigada en nuestros hábitos diarios, siempre es un momento placentero. Para despejarse por la mañana o para conseguir el efecto contrario a última hora de día, cuando nos duchamos además de la cuestión higiénica entran en juego mecanismos placenteros. En cuanto a la higiene, parece que los españoles no andamos mal: tres de cada cuatro españoles declaran ducharse al menos una vez al día.

Según una encuesta sobre los hábitos de los españoles, nuestra ducha es un acto que se podría considerar como breve, entre 5 y 10 minutos que es el tiempo que la gran mayoría pasa bajo el grifo de la ducha, y para el que se prefiere el gel y la esponja.

La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano, y es además la primera la barrera con la que el organismo se protege de los agentes externos. Contiene una capa de lípidos que tiene un Ph ligeramente ácido, que se sitúa en torno al 5,5, que es lo que impide que gérmenes, bacterias, virus, ácaros y demás microorganismos puedan invadir nuestra piel. Por eso es tan importante no alterar esa acidez para que la piel pueda seguir ejerciendo esta actividad protectora.

Duchas excesivamente frecuentes y uso de jabones, geles u otros productos de aseo que contribuyan a perturbar el índice de acidez natural de nuestra piel pueden ocasionar alteraciones cutáneas.

Dejar comentario

*